Recomendaciones Generales

Saber donar en una situación de catástrofe implica una serie de acciones diferenciadas para cada actor y sector de la cooperación en Asistencia Humanitaria y del país receptor.

En esta sección se encuentran recomendaciones para orientar mejor sus propios procesos de cooperación y la toma de decisiones respecto al suministro y gestión de donaciones.

A continuación presentamos algunas recomendaciones generales útiles para donantes, autoridades y medios de comunicación. Desarrollan temas clave sobre donaciones y asistencia humanitaria para tomar en cuenta antes, durante o después de cualquier situación emergencia.

La ayuda humanitaria debe respetar los derechos de las comunidades afectadas y los principios humanitarios fundamentales (1)

"Los objetivos de la acción humanitaria son: salvar vidas, aliviar el sufrimiento y mantener la dignidad humana durante y después de la crisis.

"La acción humanitaria debería guiarse por la imparcialidad, que significa emprender las acciones humanitarias basándose únicamente en las necesidades de las personas,
sin discriminación entre las poblaciones afectadas ni dentro de ellas"

Fragmentos extraídos de Los 23 principios de la buena donación humanitaria

La prisa para brindar la asistencia humanitaria de emergencia no debe ocultar la necesidad de prestar atención a los derechos de las personas afectadas por desastres. Es fundamental que las donaciones contribuyan a salvaguardar la dignidad de las personas durante la crisis. Donantes, autoridades y medios de comunicación deben prestar especial atención a las comunidades y grupos vulnerables y a los que son víctimas de discriminación (como niños y niñas, mujeres, indígenas, ancianos o personas con VIH/SIDA) porque requieren más ayuda para acceder a las donaciones y para que el proceso de asistencia no acentué su situación negativa. Es de vital importancia que las necesidades especiales de estos grupos estén contempladas desde el inicio en la evaluación de daños y necesidades, principal herramienta para solicitar ayuda.

Las donaciones deben estar basadas en la evaluación de daños y análisis de necesidades (EDAN)

La solicitud de donaciones del país afectado debe estar basada en los primeros resultados de la EDAN (2) y es importante que los donantes y medios de comunicación consulten a las autoridades nacionales o agencias humanitarias presentes en el terreno para conocer lo que se necesita y lo que no es necesario.

La EDAN preliminar debe ser rápida y creíble, debe actualizarse periódicamente y sobretodo no es un proceso paralizante porque las acciones más urgentes de asistencia deben darse simultáneamente. Hay que recordar que lo más importante a considerar en este tipo de evaluaciones es que reflejen los daños y las necesidades de las poblaciones afectadas, resaltando aquellos sectores que pueden ser especialmente vulnerables (niñez, mujeres, ancianos, discapacitados, etc.) para orientar la ayuda humanitaria de manera más detallada.

No contribuya a promover y/o reproducir los mitos que suelen circular en una situación de desastre

Extracto del artículo "Desastres: mitos que no mueren" por Donna Eberwine (3)

El terremoto y el tsunami ocurridos en diciembre de 2004, cobraron la vida de más de 280.000 personas. Estos fueron los desastres más grandes que se recuerden en el sur de Asia. Pero en los días siguientes al desastre, los informes de los medios de comunicación advertían sobre una segunda calamidad que se avecinaba: se referían a las epidemias de enfermedades peligrosas que podrían ocurrir debido a la descomposición de miles de cadáveres.

"Los organismos internacionales recomendaron que los miles de cadáveres hinchados esparcidos en las playas, las calles y las morgues improvisadas fueran recogidos rápidamente para detener la amenaza de enfermedad" (AFP) … "Los cadáveres sin enterrar propagarían enfermedades como el cólera, la fiebre tifoidea, la hepatitis A y la disentería" (CBS/AP) ... "Preocupados por la propagación de enfermedades, los funcionarios encargados de la salud dieron órdenes para que una cuadrilla de camiones recogiera los cuerpos en descomposición y los llevase a fosas comunes. Muchos fueron enterrados sin ser identificados". (Los Ángeles Times)

Todas estas informaciones estuvieron basadas en un mito. Los cadáveres no son una amenaza inmediata para la salud. Este es uno de los varios mitos existentes acerca de los desastres que los expertos de la OPS/OMS han tratado de desmentir durante casi 20 años... (y) a pesar de las pruebas científicas que demuestran lo contrario, la creencia de que los cadáveres propagan enfermedades sigue siendo una información crónica que entorpece los esfuerzos para mitigar las consecuencias de los desastres.

La prisa por eliminar los cadáveres demanda recursos valiosos –como vehículos, combustible y esfuerzo humano–, cuando la prioridad debe ser la de encontrar y atender a los sobrevivientes. Por ejemplo, después del terremoto de 2001 en la India, que cobró la vida de 100.000 personas, fue tal la cantidad de madera utilizada para incinerar los cuerpos, que los sobrevivientes tuvieron dificultades para conseguir el combustible que necesitaban para cocinar y calentarse.

Entre los diversos actores humanitarios, siguen perdurando éste y otros mitos que en los momentos dramáticos de una emergencia pueden influir en las donaciones. Tome en cuenta que este tipo de información puede desviar la atención de lo que realmente le está sucediendo a la población afectada y cuáles son sus necesidades, o pueden influir en decisiones inapropiadas, que generan mal uso de los recursos humanos, logísticos o financieros. En esta guía existe una sección completa y actualizada sobre los mitos más comunes relacionados a la asistencia humanitaria. Conózcalos de antemano. La única manera de enfrentar este serio problema es manejando y transmitiendo información técnica.

Siempre que sea posible, promueva las donaciones en efectivo

La característica principal de una donación en efectivo es su flexibilidad. Impulse su utilización para ejecutar acciones inmediatas al igual que para procesos de recuperación, porque en la fase de socorro permite conseguir lo que más se necesita en lugares cercanos o en países limítrofes al afectado; en fases posteriores, el dinero es usado para facilitar programas y proyectos que buscan reconstruir los medios de vida de las poblaciones.

La ayuda proporcionada al país afectado debe complementar y no duplicar esfuerzos

Cuando ocurre un desastre, muchos países y organizaciones de todo el mundo se apresuran a cubrir las necesidades que aparecen inmediatamente después del evento sin conocer las acciones que plantea el país y los recursos que solicita para lograrlo. Los donantes deben tener conocimiento de las acciones del país afectado antes de donar. De esta manera, se organiza la ayuda y se evitan esfuerzos para cubrir las mismas necesidades una y otra vez. También es importante conocer qué ayuda están proporcionando otros donantes y a quien. Existen herramientas eficientes que puede consultar online para facilitar y conocer este tipo de información(4).

 

1- Encontrará La declaración universal de los derechos humanos así como La carta humanitaria del proyecto Esfera, que es una declaración general de principios humanitarios fundamentales y Los 23 principios de la buena donación humanitaria en el kit de información de esta guía y en www.saberdonar.info

2- Puede ocurrir que las capacidades de las autoridades se vean sobrepasadas para realizar EDAN. Para ello existen mecanismos internacionales y equipos autónomos especializados del Sistema de las Naciones Unidas, La Federación Internacional de la Cruz Roja, OXFAM (entre otros) a los cuales el país afectado puede recurrir lo más pronto posible para efectuar diagnósticos inmediatos de las necesidades prioritarias de socorro y coordinar la asistencia nacional e internacional en el terreno.

3- Publicado en Perspectivas de Salud - La revista de la Organización Panamericana de la Salud. Volumen 10, Número 1, 2005

4- El Finantial Tracking System (FTS) es una base de datos global y en tiempo real que registra toda la ayuda humanitaria internacional reportada de donantes. Incluye información de las ONG, el Movimiento de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, la ayuda bilateral, la ayuda en especie y donaciones privadas. El FTS es manejado por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de las Naciones Unidas.

0 Comments
Posted on 19 Nov 2008 by Administrador
Name:
E-mail: (optional)
Smile: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 

| Forget Me
Content Management Powered by CuteNews
     
         
             
             
             
             
             
             
 
 
Organización Panamericana de la Salud OXFAM IFRC OCHA AECI CRID Programa Mundial de Alimentos Unicef Materiales del proyecto Donantes Autoridades Medios de comunicacion Alimentacion Niniez Agua y saneamiento Medicamentos Sector salud