Recomendaciones para medios de comunicación

Maneje con responsabilidad social la información durante la emergencia

La manera como se presentan las noticias, el tratamiento y enfoque que se le da a la información, la dramatización del contenido, la selección de las fuentes, los cuestionamientos y aseveraciones y el tiempo que se invierte informando sobre el desastre tienen repercusión en la movilización de ayuda nacional e internacional.

Las recomendaciones que se presentan a continuación promueven el ejercicio de la responsabilidad social periodística durante situaciones de emergencia, aporte esencial para informar sobre las verdaderas necesidades de la población y contribuir a que la ayuda humanitaria se ajuste a las prioridades existentes.

Contraste diversas fuentes de información antes de promover un llamado de ayuda

En los desastres, los medios de comunicación pueden influir en el curso de la ayuda humanitaria o pueden, ellos mismos, realizar pedidos de donaciones espontáneos considerando testimonios de los afectados, autoridades locales (muchas veces afectados también por el desastre) o las carencias que ellos mismos pueden estar pasando. Por otro lado, la cobertura «minuto a minuto» sensibiliza e impacta a las personas por lo que puede lograr la movilización, en diversas escalas, de ayuda humanitaria. El riesgo es que esta información sea poco precisa y contrastada, con lo cual se distorsiona la realidad y las necesidades prioritarias de los afectados.

Por ello, es importante contrastar lo antes posible la información que recolecte espontáneamente con fuentes que le den análisis e información técnica de las necesidades existentes.

Colabore para que las donaciones espontáneas se realicen teniendo en cuenta las necesidades y los criterios marcados por las autoridades y organismos de ayuda humanitaria

Las campañas mediáticas para recibir ayuda atraen grandes cantidades de donaciones y muchas veces por no contar con la información adecuada pueden caer en improvisar sistemas paralelos para la recepción y manejo de la ayuda. Facilite estos espacios, busque alianzas para que los organismos especializados, responsables de atender la emergencia, puedan orientar mejor a las personas que desean ayudar.

Informe y manténgase atento a la evolución de la emergencia y no sólo preste cobertura a las primeras horas y días de la crisis

En la mayoría de las emergencias, las necesidades de los afectados van mucho más allá de la asistencia inicial de salud, albergue temporal o alimentación, perduran y en muchas ocasiones, se incrementan justamente cuando decrece el interés de los medios y del público en general por la evolución de la situación. Los medios deben contribuir a seguir haciendo visibles esas necesidades de asistencia y cooperación con las poblaciones afectadas.

Por otro lado, pocas veces los medios prestan atención a las causas profundas de las emergencias, se ocupan de los sucesos y no tanto de los procesos que son los que condicionan la marcha de las operaciones de respuesta. Y tienen un enorme potencial para influir positivamente en esos procesos. Debido a esa capacidad de influencia social, es importante que los medios permanezcan "enganchados" una vez finalizada la fase de socorro, "vigilando" los procesos de rehabilitación y reconstrucción, cuando la noticia tiende a desaparecer y se requiere hacer visible lo invisible.

Desarrolle conocimientos y líneas de contacto para obtener información técnica sobre las emergencias

Muchos periodistas, nacionales e internacionales, pueden llegar al lugar del desastre y no haber tenido experiencia cubriendo situaciones de emergencia por lo que pueden perder valioso tiempo recolectando información sobre las necesidades. Desarrolle conocimientos, conozca de antemano donantes, instituciones especializadas, roles que cumplen las autoridades para saber a quienes puede recurrir en los diversos sectores de apoyo durante una emergencia y conozca herramientas que le pueden servir para ubicarse rápidamente. Hay muchas fuentes de información en Internet de gran utilidad para estar mejor "preparado" en el momento de dar cobertura al desastre.(1)

En general, colabore en no fomentar el envío indiscriminado de:

  • Vestimenta usada (ropa, zapatos, etc.). Es más económico, conveniente y sanitario comprar esos artículos localmente que mandar artículos usados. Es preferable remitir las ofertas de este tipo de asistencia a instituciones de beneficencia o a organismos voluntarios locales.
  • Alimentos caseros. Lo mismo se aplica para los productos alimenticios. Es poco probable que un desastre genere escasez alimenticia en América Latina y el Caribe, aunque los medios de comunicación internacionales tal vez destaquen los problemas locales de distribución. Si se solicitan alimentos, éstos deben ser no perecederos, estar claramente etiquetados y ser apropiados para la cultura local.
  • Medicamentos de todo tipo. Estos artículos son inapropiados tanto desde el punto de vista médico como legal. Los productos farmacéuticos ocupan espacio que se necesita para otros fines y desvían la atención del personal médico de otras tareas más urgentes, ya que hay que ordenarlos, clasificarlos y rotularlos.(2)
  • Sangre y derivados sanguíneos. La necesidad de sangre es mucho menor de lo que habitualmente se cree. En desastres ocurridos recientemente en América Latina, los donantes de sangre disponibles en el país afectado han cubierto las necesidades de las víctimas. Este tipo de donación no es apropiada porque requiere controles de calidad y de seguridad, como refrigeración o análisis para la detección de anticuerpos del VIH.
  • Personal de rescate médico o sanitario. Si el país, una vez realizada su evaluación, considera que tiene capacidad con personal local y nacional para atender a las personas afectadas debe abstenerse de solicitar personal internacional.

1- En la sección de enlaces podrá encontrar recursos y contactos.

2- Para mayor información sobre las recomendaciones técnicas sobre donación de medicamentos, ver la sección de recomendaciones sobre medicamentos.

 

 

Publicado el 19 Nov 2008 Por Administrador
Content Management Powered by CuteNews

   
         
             
             
             
             
             
             
 
 
Organización Panamericana de la Salud OXFAM IFRC OCHA AECI CRID Programa Mundial de Alimentos Unicef Materiales del proyecto Donantes Autoridades Medios de comunicacion Alimentacion Niniez Agua y saneamiento Medicamentos Sector salud