Recomendaciones salud

Sobre las donaciones y la evaluación de daños y análisis de necesidades en salud

Para donantes:
Es conveniente y más eficiente esperar a conocer los resultados de una EDAN en el sector salud y consultar con las autoridades del país afectado qué donaciones son las más prioritarias. Esto previene de realizar envío de donaciones espontáneas que no corresponden a las verdaderas necesidades.

Para autoridades:
Mantenga comunicación fluida con los donantes para informar sobre las necesidades en salud planteadas en la solicitud de ayuda del país. Para ello cuenta con el apoyo del organismo nacional de prevención y atención en desastres, la OPS/OMS y las ONG interesadas. Hoy en día el funcionamiento del "cluster"(1) de salud, cuando se active, significa una oportunidad para mejorar la coordinación general, a través del ministerio de salud y con el apoyo de la OPS/OMS.

Sobre el envío de personal especializado internacional

En general, los servicios de salud locales son capaces de satisfacer la atención médica de urgencia de las víctimas de desastres. De hecho, la mayoría de los países de América Latina y el Caribe tienen una proporción relativamente alta de medicos por número de habitantes. Si se necesita ayuda internacional, los países vecinos se encuentran en la mejor posición para ayudar durante la etapa inmediatamente posterior a un desastre. Las excepciones son especialistas altamente capacitados que hayan sido solicitados expresamente por el ministerio de salud. Hay que instar al personal médico extranjero que esté poco familiarizado con el idioma y con las condiciones locales a que permanezcan en sus países.

Para donantes:
Antes de enviar personal de apoyo debe corroborar con el ministerio de salud si realmente se requieren y seguir el consejo técnico de organizaciones especializadas sobre su necesidad. Pueden darse casos que equipos de diversas especialidades lleguen demasiado tarde como para rescatar víctimas o atender las consecuencias médicas potencialmente mortales inmediatas del desastre y el presupuesto, tiempo y recursos para transportar estos equipos al lugar podría usarse para otras actividades necesarias.

Para autoridades:
Antes de solicitar personal especializado internacional, asegúrese que es realmente necesario. De requerirlo, procure coordinar, dirigir y aceptar equipos de los países vecinos o de la subregión que se encuentran en mejor posición para prestarle la ayuda en las primeras 24 horas. Además, es imprescindible verificar con el donante que el personal internacional es autosuficiente en la satisfacción de sus necesidades principales, que conocen los criterios y las políticas a seguir relativas al registro, responsabilidad civil, cobertura y supervisión, que cuentan con recursos de transporte, alimentos y alojamiento; que hablan el idioma local y que estarán en permanente coordinación con las autoridades designadas.

Sobre los hospitales de campaña (2)

Muchos países donantes que mantienen hospitales móviles con propósitos humanitarios consideran que el envío de hospitales de campaña constituye una manera idónea de demostrar su solidaridad para con los países afectados por desastres. Pero la experiencia ha demostrado que en esas situaciones, los hospitales de campaña frecuentemente no han colmado las expectativas ni de los donantes, ni de los beneficiarios.

Por ello, antes de solicitar o de facilitar hospitales de campaña, es necesario evaluar y tener en cuenta criterios técnicos y recomendaciones que han hecho las agencias especializadas, como los siguientes:

  • En las primeras 48 horas, los servicios sanitarios locales suelen atender a la gran mayoría de víctimas de lesiones y heridas, y los hospitales de campaña (equipados para prestar atención quirúrgica de emergencia en traumatismos), son útiles siempre y cuando: hayan sido solicitados o aceptados de manera específica por las autoridades sanitarias; se encuentren disponibles y en funcionamiento al cabo de las primeras 24 horas, y sean completamente autosuficientes, sin solicitar nada a la localidad afectada.
  • Hasta las dos primeras semanas, el hospital de campaña podrá ser útil si se cumplen estas condiciones fundamentales: ha sido solicitado por las autoridades sanitarias, puede estar instalado y con plena capacidad operativa al cabo de 3 a 5 días después del desastre; necesita de apoyo mínimo por parte de las comunidades locales; se dispone de los conocimientos básicos acerca de la situación sanitaria, del idioma local y se respeta la cultura local; dispone de especialistas específicos y cuenta con la tecnología adecuada.
  • En otras ocasiones, los países afectados solicitan, o los donantes ofrecen hospitales de campaña para que funcione como hospital provisional mientras se repara o reconstruye una infraestructura sanitaria. En esos casos, se envía como donativo y no incluye personal. Se recomienda a los donantes ser flexibles de los costos; si es la opción elegida, asumir plena responsabilidad por la instalación, el mantenimiento y el funcionamiento durante un año renovable.

Para donantes:
Envíe hospitales solamente si el país así lo requiere. No es una buena práctica alistar su salida antes de tener esta confirmación. Transportar y armar los hospitales de campaña requiere tiempo y es muy costoso. Ocurre muchas veces que se envían aún cuando la infraestructura de la localidad tiene la capacidad de seguir funcionando o cuando el país mismo puede asumir la atención.

Para autoridades:
Evalúe con prudencia si es conveniente solicitar y aceptar hospitales teniendo en cuenta que deben estar funcionando en las primeras horas del desastre, con servicios a la altura de las necesidades locales y con tecnología apropiada para su manejo por el personal nacional. Si bien los costos del transporte aéreo de estos hospitales están incluidos en el rubro de colaboración del país donante, recuerde que el mantenimiento de una instalación temporal de poco uso es muy alto y recae sobre el país damnificado. Por otro lado, realice lo antes posible el diagnóstico de la seguridad de los hospitales y su capacidad de atención para determinar si están en condiciones de atender a las víctimas.

Sobre la recuperación y rehabilitación de los servicios de salud

Para donantes y autoridades:
Muchas veces en medio del caos de las primeras horas después del desastre y con el ánimo de cooperar lo antes posible con la atención en salud de las víctimas, no se considera desde el inicio donar recursos para los programas de medio y largo plazo. Financiando estas iniciativas puede contribuir a que las instalaciones de salud de la localidad afectada se recuperen lo antes posible y no se reconstruyan sobre nuevas vulnerabilidades. Los criterios de "hospital seguro" deben ser tenidos en cuenta para garantizar la mayor seguridad posible en la rehabilitación y recuperación de los servicios de salud.(3)

1- Más información sobre el enfoque cluster de la Reforma Humanitaria de las Naciones Unidas en http://www.humanitarianreform.org/

2- Recomendaciones basadas en la Guía de la OMS y la OPS para el uso de hospitales de campaña extranjeros en caso de desastres, OPS/OMS, 2003.

3- Más información en http://www.hospitalesseguros.info

 

 

Publicado el 19 Nov 2008 Por Administrador
Content Management Powered by CuteNews

   
         
             
             
             
             
             
             
 
 
Organización Panamericana de la Salud OXFAM IFRC OCHA AECI CRID Programa Mundial de Alimentos Unicef Materiales del proyecto Donantes Autoridades Medios de comunicacion Alimentacion Niniez Agua y saneamiento Medicamentos Sector salud