Recomendaciones niņez

Sobre las necesidades de la niñez

Para donantes y autoridades:

  • Los niños y niñas son uno de los grupos más vulnerables a quienes hay que prestar atenciónespecial en situaciones de desastre. Se puede contribuir con la niñez durante un desastre proporcionando suministros especiales y/o financiamiento. Organizaciones a nivel mundial como UNICEF y las ONG especializadas pueden orientar a los donantes en cómo contribuir con la niñez para mejorar sus condiciones durante un desastre.
  • Al realizar la EDAN, las autoridades deben incorporar los requerimientos para atender a las niñas y niños de las localidades afectadas. Puede ayudarse de estas recomendaciones que presentamos a continuación para conocer algunos rubros esenciales que hay que considerar sobre las necesidades de la niñez en una situación de emergencia.

Para medios de comunicación:
Durante una situación de desastre, los medios de comunicación están en la capacidad de llamar la atención y hacer abogacía sobre lo que necesitan los niños y niñas. Recuérdele a la población que al momento de donar puede hacerlo también para cubrir sus necesidades especiales, respetando los aspectos técnicos que aquí se mencionan.

Sobre la alimentación de la niñez

Para donantes y autoridades:
Cuando realice o solicite donación de alimentos, considere el suministro de alimentos especiales para la niñez que contengan los nutrientes esenciales. Antes del desastre, los niños pueden sufrir de desnutrición por lo que una inadecuada alimentación agrava su condición.

Sobre los programas de vacunación masiva infantiles

Para donantes y autoridades:
Con frecuencia se cree que hay que vacunar "contra todo" a los niños que se encuentran en un desastre. En general no se recomiendan vacunaciones masivas. La OPS/OMS recomienda retomar lo más pronto posible el esquema básico de vacunación de forma rutinaria, ya que la disminución de las coberturas de vacunación podría provocar el resurgimiento de las enfermedades.

Considere los siguientes aspectos técnicos para planificar y gestionar donaciones que tienen que ver con la niñez:

  • La lactancia materna brinda a los niños y niñas más pequeños la cantidad de nutrientes que necesitan, ayuda para proteger a los bebés contra las enfermedades y ofrece el primer vínculo entre la madre y su niño o niña. El uso indiscriminado e inadecuado de los sucedáneos de la leche materna en desastres desestimula la lactancia y promueve la alimentación artificial en bebés.
  • La liberación de leche materna se ve afectada por el estrés. Es así que las mujeres en situaciones de emergencia presentan riesgos potenciales de sufrir problemas durante la lactancia. Las mujeres que amamantan requieren de asistencia especial durante una emergencia y de espacios donde ellas puedan interactuar y dar de lactar. La ayuda más efectiva para una madre que no puede dar de lactar proviene de otra mujer que también esté amamantando.
  • La alimentación de niños en biberón no se recomienda en zonas con bajos estándares de higiene, debido al alto riesgo de contaminación del agua, la dificultad de aseo y el elevado riesgo de mortalidad por enfermedades diarreicas en los lactantes.
  • Durante las emergencias los niños sufren mayor riesgo de enfermedad, violencia, explotación laboral, abuso, maltrato y explotación sexual. A menudo se ven separados de sus familias y tienen dificultades para conseguir alimentos y ayuda humanitaria. El impacto emocional puede llegar a ser grave. Por todo ello son fundamentales actividades humanitarias que minimicen este tipo de circunstancias. Es vital que las autoridades y organismos especializados sobre el terreno identifiquen las condiciones de seguridad en las que se encuentran los niños, que promuevan la identificación rápida de niños y niñas perdidos y la existencia de programas que eviten la separación de las familias.
  • Los programas de educación proporcionan seguridad, una estructura, un cierto sentido de normalidad y una esperanza para el futuro. Por ello, la continuación del proceso educativo aún en espacios no formales es importante. Tiendas de campaña o escuelas de material prefabricado pueden servir como espacio para una educación en emergencia. Planificar las acciones de continuidad del proceso educativo antes de que ocurra el desastre, facilitará mucho la llegada de donaciones para este sector.(1)
  • Apoyar la reconstrucción de escuelas significa brindar asistencia al sistema general de ayuda para los niños, sobre todo, para los niños traumatizados y para los que no tienen a nadie porque restauran un ambiente protector y establecen rutinas normales en las comunidades. Ayudar a los niños en edad escolar a regresar a la escuela es una de las mejores maneras para su recuperación psicológica y emocional luego de una experiencia traumática, tal como un desastre. Recuerde que reconstruir una escuela no solamente quiere decir levantar una estructura.

 

1- El liderazgo del «cluster» de educación de la reforma humanitaria lo llevan UNICEF y la alianza Save the Children. De activarse, es importante recurrir a estos organismos para solicitar información sobre qué es mejor donar.

 

 

Publicado el 20 Nov 2008 Por Administrador
Content Management Powered by CuteNews

   
         
             
             
             
             
             
             
 
 
Organización Panamericana de la Salud OXFAM IFRC OCHA AECI CRID Programa Mundial de Alimentos Unicef Materiales del proyecto Donantes Autoridades Medios de comunicacion Alimentacion Niniez Agua y saneamiento Medicamentos Sector salud